En la búsqueda de recuperar el terreno perdido en el sector de la educación en EE.UU., Apple lanzó un iPad con un precio reducido para instituciones educativas. Esta Tablet tendrá un precio de alrededor de 300 dólares, muy por debajo de los 599 que cuesta el iPad Pro de 32 gb de la Tablet.

Y ni hablar de los 929 dólares de la versión de 256 gigas.

Se trata de un movimiento estratégico crítico que busca revivir el negocio de tabletas de Apple.  Ahora que las Chromebooks tienen un 58% de penetración en el mercado educativo, es natural que Apple busque recuperar terreno.

Y no es difícil el ver por qué. Las Chromebooks son laptops económicas que traen toda la oferta de software basado en la nube de Google. La mayoría de los adolescentes están familiarizados con estos sistemas, incluso si no usan las Chromebooks. Esa es una realidad que explica el retroceso de Apple y la razón tras el descuento en el nuevo iPad.

Originalmente iPad dominaba este mercado, pero su elevado costo y su falta de teclado le abrieron las puertas a la competencia. Es por eso que Apple anunció recientemente que su nueva tableta con pantalla de 9.7 pulgadas, con un mejor procesador y pantalla, costaría solo 299 dólares para instituciones educativas y que gracias a su alianza con Logitech, por solo 99.95 se podía disponer de teclado y un case. Así, la nueva iPad pasa de ser una simple Tablet a ser una ultra-portátil.

La intención es clara, volver a los salones de clases demostrando que son tan funcionales como las Chromebook. Sin olvidar que son más poderosas que la Chromebook promedio y que cuentan con más de 180.000 apps educativas escritas exclusivamente para iPad.

Playground Physics te deja marcar fotos y videos y generar ecuaciones. My Script MathPad te deja escribir con los dedos ecuaciones y las hace funcionar. Endless Reader o Swift Playgrounds son otras más de la gran oferta de la que dispone iPad.

¿Pero será suficiente para recuperar su cuota de mercado? De momento, Google y Microsoft cuentan con ventaja, resta ver si Apple logra atraer de nuevo el interés en su producto con su versatilidad y ese precio reducido.