Cada vez accedemos más a la información mientras estamos en movimiento. La tecnología se mueve en esa dirección y por ello las universidades deben proveer la oportunidad a sus estudiantes de aprender mientras se desplazan.

El uso de los smartphones va en aumento y el acceso a Internet se está desplazando de las computadoras de escritorio y portátiles a dispositivos móviles. El estudiante en línea no es la excepción, pues debe lidiar con responsabilidades que consumen tiempo. Se trate del trabajo o la vida en el hogar, dedicar tiempo para obtener un grado universitario debe estar disponible para dispositivos móviles como smartphones o tablets.

Cuando eliges un programa en línea, asegurarse de que de las plataformas disponibles para el aprendizaje se adaptan a tu vida diaria, va a beneficiar tu experiencia educativa. A continuación puntos a tener en cuenta al considerar un programa de educación online.

Video Accesible

Reconociendo la necesidad de llegar a sus estudiantes de nuevas maneras, muchos programas online disponen de aplicaciones móviles para sus estudiantes. Estos pueden ver a su móvil o tablet como una herramienta importante para su educación.

Si bien las universidades han creado contenido en video para los estudiantes desde hace tiempo, ahora se está facilitando su acceso en dispositivos móviles. El contenido en video se está volviendo más interactivo, y permite a los estudiantes hacer preguntas y recibir respuesta casi de inmediato, a través del chat u otras funciones.

Añadir imágenes, exámenes y discusiones al contenido en video con herramientas como PlayPosit proveerá valor agregado inapreciable. Además, el programa informa al instructor de cómo interactúan los estudiantes con el contenido y los conceptos, un beneficio importante en el proceso.

Alianzas tecnológicas

Para poder mantenerse al día con los avances de la tecnología en la educación, muchas universidades se están asociando con empresas líderes en el sector. De esta manera se aseguran de proveer las mejores opciones disponibles para sus estudiantes.

Por ejemplo, la Universidad de Arizona está asociada con Google para ofrecer a sus estudiantes Google Apps for Education. Esta plataforma da acceso a Google Drive, entre otras aplicaciones. Así, los estudiantes pueden crear, compartir y editar archivos en tiempo real desde cualquier dispositivo. Eso permite completar tareas y proyectos mucho más fácil cuando el estudiante no está frente a su PC.

Aplicaciones de estudio

Más allá de poder tener el contenido al alcance de la mano cuando no estás en un PC de escritorio, muchos estudiantes en línea también usan aplicaciones móviles para estudiar.  Ejemplos populares de esta tendencia son Quizlet y StudyBlue, que permiten al estudiante crear notas y guías de estudio que pueden ser compartidas en línea con compañeros de clases.

Este tipo de aplicaciones empoderan a los estudiantes a colaborar entre sí y aprender de otros. Esto es particularmente importante para este tipo de alumnos que no pueden beneficiarse del compartir un salón de clases físico. Además, así pueden estudiar en sus móviles en cualquier lugar y momento.

Acceso móvil sencillo a programas de este tipo les permiten a los estudiantes el completar asignaciones de manera flexible. Así pueden estar al día con las fechas de entrega de asignaciones y tareas. La tecnología móvil ha cambiado la manera en que nos comunicamos, pero también el cómo recolectamos información y aprendemos.

El acceso móvil es un componente crítico de la experiencia de aprendizaje en línea y elegir un programa de educación online que lo entienda es importante. La educación online debe usar tecnología que asegure que los estudiantes aprendan de una manera interactiva, divertida y versátil, que abrace el uso de apps que faciliten la comunicación y el proceso formativo.