El doble grado de Matemáticas y Física lidera el ránking desde 2012, con la calificación más alta para entrar en toda España.

Las carreras de la rama de la salud y las técnicas continúan siendo las carreras que exigen expedientes más brillantes para lograr una plaza en la Comunidad de Madrid. A las tradicionales como Medicina u Odontología, hay que añadir estudios de reciente aparición, como Biotecnología, Ingeniería Biomédica, o Biología Sanitaria. Unas titulaciones que se sitúan a medio camino entre el campo de la salud y de la tecnología.

En el caso de los dobles grados que se ofertan en la Comunidad de Madrid, el interés por las carreras técnicas y del sector de la salud viran hacia la rama de las Ciencias Jurídicas y Sociales. Es el caso de Relaciones Internacionales y Periodismo, impartido en la Universidad Rey Juan Carlos en el campus de la Fuenlabrada. O de Estudios Internacionales y ADE, Derecho y Relaciones Internaciones o Publicidad y Márketing. No obstante, el ámbito sanitario también tiene presencia en los estudios de doble grado, como es el caso de Criminología y Psicología en el campus de Alcorcón (URJC) con una nota de corte, es decir, del último estudiante en entrar, de un 12,334 (sobre 14 puntos de los que se pueden conseguir).

Notas de Corte

Mención especial, el doble grado de Matemáticas y Física

El doble grado de Matemáticas y Física ofertado por la Universidad Complutense de Madrid tiene la nota de corte más alta desde 2012 en toda España, año en que superó a la carrera de más difícil acceso por excelencia, Medicina. La nota del último alumno que accedió a ella fue de 12,49 (se denomina nota de corte), y se vio superada por el doble grado que tuvo una nota de corte de 12,93.

Desde entonces, la nota de este doble grado, tanto en la Universidad Complutense como en otras universidades de España, ha ido subiendo año a año, sin bajarse de la primera posición. Así, este 2015 ha alcanzado una nota de 13,45 en la Complutense, seguido de la Universidad Autónoma de Barcelona con un 13,147 y, aunque en la Universidad de Sevilla aún no se conoce la nota de este año, ya en 2014 llegó al 13,124.

Cabe recordar que las notas de corte para acceder a las distintas carreras universitarias en cada centro no son fijas, es decir, varían cada año en función de la oferta y la demanda. Por tanto, cada nota corresponde al último alumno que obtuvo plaza para la titulación, la nota más baja de todos los que accedieron.

De esta manera, se podría deducir que en los últimos años ha aumentado el interés por parte de los estudiantes de toda España para estudiar un doble grado de Matemáticas y Física.

¿Se ajustan las elecciones de los estudiantes con las necesidades del mercado laboral?

Pues Matemáticas es la segunda carrera que muestra mayor tasa de afiliación de los titulados universitarios en el cuarto año y Física está entre los diez primeros, según el informe Inserción laboral de los estudiantes universitarios elaborado en 2014 por el Ministerio de Educación.

Imagen del informe ‘Inserción laboral de los estudiantes universitarios’ elaborado por el Ministerio de Educación en 2014

Dicho informe, concretamente, explica que de los estudiantes de Matemáticas que habían terminado sus estudios entre 2009 y 2010 mostraban una tasa de afiliación a la Seguridad Social del 72,2% el pasado año, aunque no necesariamente se refieren a puestos de trabajo relacionados con los estudios realizados. Además, la tasa de los estudiantes de ciencias físicas, químicas o geológicas era de un 63,9%.

¿Corresponden estas carreras con los perfiles que más fácilmente encuentran trabajo?

Entre los empleos más demandados este año 2015 siguen ganando los ingenieros, seguidos por los profesionales orientados al sector sanitario y aquellas profesiones que requieran altos niveles de conocimiento sobre nuevas tecnologías. Pero, sobre todo, lo que las empresas buscan sonperfiles muy específicos, con habilidades muy concretas, dominio de idiomas y experiencia internacional.

España, al igual que en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, entre otros, necesita profesionales de la distribución (comercio). Así, nuestro país, al igual que otros, requiere cualquier tipo de profesional que sea experto en el manejo de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC), como programadores o desarrolladores.